Golpe de calor, mas vale prevenir que curar.


En esta época es común dejar a nuestro pequeño amigo en el coche con la idea de que solo serán unos minutos, mucho cuidado!! solo unos minutos pueden suponer una gran tragedia.

Al año, mueren mas animales por calor que por frio, y podemos evitarlo.

Los animales son mucho mas sensibles al calor y tienen mas dificultades para reducir su temperatura corporal.

A una subida de calor corporal se denomina hipertermia, también conocida como “golpe de calor” y puede provocar daños irreversibles o incluso la muerte del animal.

En apenas 10 minutos un perro o un gato puede morir en el interior de un vehículo incluso con las ventanillas abiertas.

Las altas temperaturas, la falta de agua, la ausencia de sombra así como la edad, la obesidad, la raza o el color del animal son factores de riesgo para sufrir un golpe de calor.

golpe00

En caso de notar perdida de fuerzas, decaimiento, temblores musculares, respiración muy rápida o muy costosa, aumento de ritmo cardiaco, alteración de las mucosas y de la salivación en nuestra mascota, estaremos ante síntomas evidentes de un posible golpe de calor.

En este caso, como primeros auxilios, trasladaremos al animal a una zona de sombra o un lugar fresco, humedeceremos la parte del cuello y la cabeza con paños húmedos. Humedeceremos la boca sin forzarlo a beber y sin dejar que beba en exceso. Bajar la temperatura de golpe no será nunca una opción, por lo que utilizaremos siempre agua templada o natural y no fría. Por supuesto, acudiremos al veterinario lo antes posible.

La mejor forma de prevenir estos episodios es que tu mascota este en un espacio amplio y ventilado y disponga de sombra, que no le falte agua, evitar alimentarlo y disminuir el esfuerzo físico el las horas de mayor calor. Sácalo a pasear a primera y ultima hora del día y por supuesto evita a toda costa dejarlo en el interior de vehículos, bodegas o lugares de alta temperatura y poca ventilación.

golpe01